19/02/2019

5 curiosidades que no sabías sobre el acueducto de Segovia

Acueducto

El paso de los romanos por la Península Ibérica dejó muchos avances y maravillas, y el acueducto de Segovia es una de ellas. Pero hoy en día esta edificación sigue siendo un misterio para la historia. ¡Te contamos 5 de sus curiosidades!

Sus arcos y su elevación

El acueducto cuenta con nada más y nada menos que con 167 arcos y llega hasta los 30 metros de altura. Una obra arquitectónica única que transportaba el agua a través de 16.222 metros hasta la población de Segovia.

El sistema de distribución del agua

Para hacer llegar el agua a todos los rincones de la ciudad, el acueducto estaba dividido en 3 partes. La parte extraurbana, en la cual se recogía el agua, la parte periurbana, que se encargaba de transportar el agua y la parte urbana, que además la distribuía al destino designado.

Un símbolo del Imperio

El acueducto llegó a convertirse en un símbolo que representaba el máximo esplendor del imperio romano. Sus grandes dotes de ingeniería permitieron conquistar las tierras de Dacia, Mesopotamia y asegurar las fronteras en el extremo oriental.

La Sierra de Guadarrama

Tanto el agua como los materiales de construcción del acueducto provienen de la Sierra de Guadarrama. Gracias a ellos, se pudieron construir 15 quilómetros de canalizaciones subterráneas entre la zona de captación de agua y los suburbios de la ciudad.

El estudio de las fuerzas

El acueducto de Segovia cuenta con 120 pilares que, a su vez, sostienen 167 arcos. Su perfecta construcción y estado se debe a un cálculo minucioso de las fuerzas y los pesos para que pudiesen sostenerse entre sí.

¿Te vas de viaje? ¡No olvides que puedes contratar tu envío online de maletas y material desde mrw.es!

Share Button