12/04/2019

5 destinos para visitar esta Semana Santa

12-05-19

Con la Semana Santa a la vuelta de la esquina, llegan unos días perfectos para desconectar y pasar unas vacaciones geniales en familia. Aunque el turismo de masas es el más llamativo y popular en estas temporadas, algunos prefieren la tranquilidad de otro tipo de destinos menos conocidos. Con lo cual, pueden llegar a preferir viajes al campo, a zonas rurales, lugares más tranquilos o apartados de las grandes urbanizaciones. Si este es tu caso, toma nota. Aquí tienes 5 ideas de pueblos pequeños que puedes visitar tanto en Semana Santa como también el resto del año.

Albarracín (Teruel)

Albarracín es uno de los pueblos españoles que conservan la arquitectura medieval de siglos anteriores. Esta localidad fue declarada Monumento Nacional en 1961 y está propuesta por la Unesco para ser declarada Patrimonio de la Humanidad por la belleza e importancia de su patrimonio histórico.

Las calles de este municipio son unos de sus principales atractivos ya que, al pasear por los caminos estrechos y empinados, rodeadas de la arquitectura medieval, sentirás que te has trasladado a otra época. Además, la localidad conserva numerosos edificios históricos como la Catedral, El Palacio Episcopal o la Iglesia de Santa María, a través de los cuales podrás descubrir la historia del lugar.

Una de las visitas imprescindibles en Albarracín es la subida a las murallas de estilo árabe que rodean el municipio y que lucen un gran estado de conservación. El esfuerzo para llegar hasta este lugar se verá recompensado con las mejores vistas de todo Albarracín.

Si os sobra tiempo, otras de las actividades para realizar en la zona es visitar las pinturas rupestres situadas en los pinares de Rodeno, a solo 3km de Albarracín, o realizar la ruta del sendero del río Guadalaviar que rodea el municipio turolense.

Medinaceli (Soria)

A solo dos horas en coche desde Madrid, unos 156 km, Medinaceli nos brinda un casco histórico excepcional donde hay mucho que ver. La villa de Medinaceli tiene el encanto de una ciudadela medieval que reúne el estilo romano, árabe y cristiano en su paisaje urbano. Se puede acceder a través de un gran arco en la entrada del pueblo y posteriormente, proseguir con la visita hacia la plaza mayor, el castillo, la colegiata o el convento de clarisas de Santa Isabel.

Medinaceli se ubica en la provincia de Soria, sin embargo, su geografía ofrece una mezcla de características castellanas y aragonesas. Caminar por las calles de la villa supone un recorrido con muchos tesoros por descubrir: el arco romano construido en el siglo I, único en su especie por ser el único que se conserva de los tiempos de la Hispania romana; las murallas árabes con su “puerta árabe” que a pesar de su nombre cuenta con un arco gótico mudéjar; el castillo, edificado para albergar la residencia de los Duques de Medinaceli o la Plaza Mayor, que actualmente es el auténtico corazón de la villa.

La historia de siente en cada rincón de Medinaceli, también en Semana Santa. Desde el siglo XVI, se vienen realizando las procesiones de la misma manera, y ya en el siglo XXI son tres las cofradías que sacan los Pasos en estas fechas. Disfrutar de la tradición y gastronomía de este paisaje novelesco, sin duda un plan perfecto para estas fechas.

Pampaneira (Granada)

Pampaneira es una localidad granadina situada en La Alpujarra, una región histórica de Andalucía situada en la falda de Sierra Nevada, repartida entre las provincias de Granada y Almería. Esta región, habitada en otros tiempos por íberos, celtas, romanos y visigodos, fue una de las últimas en ser conquistadas por los musulmanes y la última en la que habitaron tras la rendición de Granada en 1492. La Alpujarra ha llegado a nuestros días como un paraje donde rodearte de belleza y calma, como referente del turismo rural.

Pampaneira es una de las pequeñas poblaciones andaluzas que destacan por la fachada blanca de sus construcciones y es junto a Capileira y Bubión una de las localizaciones que mantiene la arquitectura árabe tanto en sus casas como en las calles. Su terreno empinado divide el municipio en dos zonas y permite contemplar las vistas al barranco del río Poqueira, el pico Veleta y el Mulhacén.

Además, si escogéis la Alpujarra granadina como destino de vuestra Semana Santa, podréis desplazaros por localidades cercanas para disfrutar de una gran oferta festiva con motivo de Semana Santa. Destacamos la espectacular Semana Santa de Lanjarón que comienza el miércoles santo y en la que, durante cuatro días, sus hermandades desfilarán por las calles, además de la Feria de turismo, artesanía y alimentación “Hecho en la Alpujarra”, que se celebra anualmente en Órgiva, y que este año llegará a su vigésima tercera edición.

Alquézar (Huesca)

Situado en un cañón del Parque Nacional de Guara y a 660 metros de altura, se encuentra el pueblo de Alquézar, uno de los pueblos medievales más bonitos de España. Sus vistas privilegiadas dan acceso a bellas imágenes de la muralla, el paisaje de calizas modelado por el río Vero y sus altos acantilados.

Escenario de preciosas rutas a pie, en esta población que apenas cuenta con 300 habitantes, también pueden visitarse unas cuevas donde se encuentran restos de arte rupestre. Entre sus enclaves más transitados debemos apuntar la Ruta de las Pasarelas o la senda hacir el mirador de O´Vicón, ruta de gran belleza, pero no exenta de peligro para niños o personas con vértigo.

Alquézar vive una Semana Santa singular. El día clave, como cada año para estas fechas, es el Viernes Santo, que cuenta con la participación de los oriundos vestidos de diferentes personajes y los vecinos de pueblos cercanos con sus respectivos Cristos que acompañan a la procesión. Según cuentan los testigos de la tradición, el fervor y el silencio se rompe con el retumbar del tambor, los cantos y el paso de los romanos que abren la procesión del Vía Crucis.

Morella (Castellón)

La localidad de Morella, capital de la comarca de Els Ports, es una joya medieval que propone una multitud de planes al alcance del viajero. Desde dar un tranquilo paseo su casco antiguo, declarado Conjunto Histórico-Artístico, mientras se descubren sus palacios y casas, hasta recorrer sus más de 2 Kilómetros de murallas que rodean la ciudad, franqueada por 7 puertas y 10 torres, pasando por la subida al Castillo de Morella, una de las fortalezas más imponentes del Mediterráneo. De hecho, el Castillo de Morella, situado a más de mil metros de altura cuenta con 16 torres, 6 portales y la muralla que recorre la ciudad en un circuito de 2 quilómetros que lo convierten en un lugar de interés histórico y artístico.

La Semana Santa de Morella destaca por sus solemnes y austeras procesiones, donde el color negro de las cofradías se impone como el mejor reflejo del rigor de la Semana Santa morellana.

Con todas estas opciones encima de la mesa, ¿Ya habéis planeado vuestra escapada? Recuerda que podéis encargar el envío de vuestro equipaje de forma online a través de mrw.es. ¡Desde 14 €!

Share Button