08/05/2012

El desarrollo personal

¿Que entendemos cuando hablamos de desarrollo profesional?

Seguro que si preguntáramos a 100 personas por el desarrollo profesional tendríamos 100 definiciones diferentes pues muchos asocian el desarrollo directamente a la formación, otros lo asociarían al desarrollo dentro de una misma empresa o bien el paso por diferentes empresas y puestos de trabajo, siempre pensando en el ascenso vertical.

Mi concepción de desarrollo profesional es un proceso continuo de experiencias, habilidades, capacidades y actitudes acumuladas durante la vida profesional que nos ayudan a mejorar este entorno.

¿De quién es responsabilidad el desarrollo profesional: propio o de la empresa?

Podríamos decir que la principal responsabilidad recae sobre el propio individuo, cada uno somos dueños de nuestra vida y de nuestra carrera, si bien, tal y como decía A. Maslow “ignorar la necesidad de desarrollo de la persona afecta a la innovación, la creatividad y confianza en el resultado exitoso de la organización” por tanto se trata de corresponsabilidad entre empleado, manager y organización.

Como personas que anhelamos el desarrollo profesional, hemos de marcarnos cuales serían nuestros objetivos, saber cuál es nuestro punto de partida y buscar las relaciones adecuadas para saber si vamos por buen camino, obteniendo el feedback necesario para avanzar.

Por su parte, los managers deben estar abiertos a la comunicación con sus colaboradores, dando apoyo a las carreras individuales así como feedback de sus logros y/o avances. La evaluación del desempeño o del desarrollo debe ser una herramienta más para favorecer esta comunicación, pero no debe ser la única, reuniones periódicas o seguimiento de proyectos estratégicos deben servir para poder dar esa información de retorno tan útil para nuestros equipos.

Por último, la organización debe favorecer que cada empleado pueda tener claros sus objetivos y que estos estén alineados con la estrategia empresarial. Debe ser canalizadora de información y aportar los recursos para que los empleados se puedan desarrollar.

Así pues, y como resumen de las responsabilidades en el desarrollo profesional del individuo podemos tener en cuenta:

¿Cómo debemos trazar nuestro plan de desarrollo?

Por supuesto, nuestro desarrollo profesional (igual que el personal) debe estar planificado, siempre dejando márgenes flexibles para la adaptación a nuestro día a día.

Igual que si de un proyecto de trabajo se tratara las fases por las que deberíamos pasar a la hora de marcarnos nuestro plan de desarrollo sería:

•    Autoconocimiento: saber cuál es nuestro punto de partida conociendo cuáles son nuestras capacidades, nuestras aptitudes y actitudes, nuestras competencias y cuál es nuestro potencial profesional

•    Este autonocimiento, de nada sirve si no va acompañado de una autorreflexión: ¿qué hago bien?, ¿que no hago tan bien?, ¿en qué podría ser más eficaz? ¿qué  competencias son clave para mi futuro? ¿las tengo resueltas? …

•    Una vez sabiendo de donde partimos ¿sabemos dónde vamos? Necesitamos saber con claridad cuáles son nuestros objetivos donde queremos estar en el corto plazo pues cualquier camino se empieza andando con un solo paso, pero sobretodo en el largo plazo, donde queremos llegar, cuál o cuáles son nuestras metas.

•    Si sabemos dónde estamos, como somos y donde queremos llegar, sabremos lo que nos hace falta para empezar el camino y por tanto podremos tomar decisiones para acercarnos a nuestras metas.

 

Si empezáramos el camino de Santiago, sabríamos de donde partiríamos, dónde queremos llegar, cuanto andaremos en cada jornada y qué vamos a necesitar para lograrlo…. Pero sobretodo sabremos cual es la inversión que debemos hacer. De igual manera, para tener nuestro desarrollo profesional también hemos de invertir tiempo, dedicación y recursos ¿estás dispuesto?

Mi pregunta final ¿puede este desarrollo profesional estar  desligado del desarrollo personal? Tengamos en cuenta la definición de desarrollo personal: proyecto de vida en el que una persona se compromete consigo misma, para alcanzar la excelencia en diversas áreas de su vida y así lograr el equilibrio que le permita expresar su potencial como ser humano y ser feliz. Es obvio que el desarrollo profesional es parte del personal, es una de las facetas.

¿Por tanto debemos replantearnos nuestro concepto sobre nuestro desarrollo profesional para encajarlo en nuestro Plan de Vida? Es más ¿debemos tener un plan de vida como tenemos un plan de carrera?  ¿Es el desarrollo personal una opción o una obligación?

Muchas ideas, mucho debate….

Share Button