12/04/2011

Internet, ¿para todos?

Internet, la web, estar conectados, redes sociales, compras online… Todos ellos son conceptos más que conocidos por todos los internautas españoles (alrededor de 26 millones), pero que, a día de hoy, no parece que sean términos integrados en el lenguaje de las pymes de nuestro país.

Según un estudio de la ONTSI (Observatorio Nacional de las Telecomunicaciones y de la SI), en abril de 2010 el total de pequeñas y medianas empresas españolas, de menos de 50 empleados, alcanzaba los casi tres millones y medio del tejido empresarial, es decir, más del 90 %. Mientras que otro análisis realizado por Google Spain, S.L. y The Cocktail Analysis, en mayo de ese mismo año, aseguraba que sólo el 23 % (alrededor de 750.000), del total de dichas pymes tenían página web. Y todo, a pesar de que estas empresas reconocen la importancia y las ventajas que conlleva estar visibles en Internet como instrumento de generación de negocio y como herramienta publicitaria. Aún así, las razones que aducen para no tener presencia online se fundamentan en pilares tan débiles como sus necesidades subjetivas (“no la tengo porque no la necesito para comunicar mis productos/servicios”), y por considerar que tiene un coste elevado.

En la actualidad, este tipo de empresas que aún no tienen presencia online suelen tener un ámbito de actuación muy local, muy centrado en un reducido número de usuarios/clientes, junto con los trabajadores autónomos y las empresas relacionadas con el sector de la hostelería y el turismo. Por lo que la importancia de estar en Internet para alcanzar potenciales clientes de otros ámbitos y poder ampliar, de esa manera, su círculo de acción es muy significativa. Asimismo, es un paso vital para aumentar el negocio, un aspecto clave en el desarrollo de la pyme española.

Por ello, acciones como el proyecto “Conecta tu Negocio” (www.conectatunegocio.es), puesto en marcha por MRW y Google, entre otros colaboradores, nace con el objetivo de conseguir que decenas de miles de pymes españolas puedan tener una experienciaonline de su negocio sin coste alguno, durante un año. Y con la clara vocación de ayudar a desarrollar y potenciar su actividad a través de la Red, y enfocado a las pequeñas y medianas empresas que aún no han tomado la decisión de tener presencia en Internet. El proyecto consiste en ofrecer, durante un año y sin costes, la creación de la página web, el hosting y el dominio “.es”, además de soporte educativo de carácter presencial, onliney atención telefónica para resolver cualquier duda que les pueda surgir a los empresarios.

Sobre todo, si tenemos en cuenta que la eficiencia de las webs como instrumento para generar negocio es asumida entre las pymes offline y que aún existe un desconocimiento generalizado del coste que conlleva el desarrollo de páginas online. Asimismo, sólo 1 de cada 4 pymes sin presencia online cuenta con una partida para publicidad, a la vez que los anuncios en periódicos y revistas son los más utilizados para llevar a cabo promociones publicitarias en soportes offline.

Está claro que Internet ofrece a las empresas, en general, y a las pymes, en particular, múltiples ventajas capaces de generar nuevas oportunidades de negocio (nacional e internacional), y fomenta la creatividad y la innovación. Pero, sin duda, el punto más importante a tener en cuenta es que supone una excelente oportunidad para el comercio. De un lado, la innovación tecnológica junto con las numerosas opciones que tienen los usuarios de conectarse a la Red ha logrado aumentar, significativamente, el uso que en España se hace de Internet (un total de 13,6 horas semanales, lo que nos sitúa como el quinto país europeo con mayor consumo online). De otro, el volumen de negocio generado en nuestro país por el comercio B2C, que se situó, en el año 2009, en los 7.760 millones de euros. Una cifra que representa un incremento del 15,9 % respecto a 2008 y una media de crecimiento del 13,9 % durante los últimos tres años. Al igual que sigue creciendo el número de usuarios de Internet que compran online (en 2009 se alcanzó la cifra de 10,4 millones, es decir, un aumento del 16,9 % respecto a los 8,9 millones registrados en el año 2008).

Un proyecto en el que confluyen tres grandes valores en los que MRW cree firmemente desde hace años: el papel clave de las pymes para el progreso de la economía española, la importancia y la necesidad de apoyar a los emprendedores de este país y, finalmente, la apuesta firme y decidida por las nuevas tecnologías. El futuro de las empresas ya está moviéndose en la Red y no se puede dar la espalda a esa realidad, sino que hay que utilizarlo como una palanca para el crecimiento de los negocios.

Share Button