28/01/2019

Las 3 obras más desconocidas de Gaudí

gaudi

La Sagrada Familia, el Parc Güell o la Casa Batlló son algunas de las obras arquitectónicas más conocidas y visitadas del artista de estilo modernista. Sin embargo, existen otras con menos popularidad pero que también dejaron huella en el lugar donde reposan. Te presentamos tres de ellas que seguro que desconocías completamente.

Bodegas Güell

En 1985 Eusebi Güell adquirió unos terrenos en el Garraf y encargó a Antoni Gaudí la construcción de unas bodegas. Junto a su colaborador Frances Berenguer iniciaron las obras que duraron hasta 1901 diseñándolas con un estilo neogótico. Esta obra está realizada de forma muy original y adopta la forma de un prisma triangular y con una cubierta a dos aguas en fuerte pendiente parecido a una tienda de campaña. Además, cuenta con una cochera, dos viviendas y una capilla el revestimiento del cual fue construido íntegramente con piedra caliza de la región.

Jardines Artigas

El industrial textil Joan Artigas quedó tan fascinado al ver el Parc Güell que encargó a Gaudí una réplica para una zona poblada de bosques en el Prepirineo. Esta construcción fue diseñada contemplando el río Llobregat como centro de atención por la belleza y admiración que sentía el arquitecto por los elementos naturales. Los Jardines Artigas tienen una superficie de 40.000 metros cuadrados y en 1992 se inició un proyecto de reparación tras una larga época de deterioro.

Casa Botines

Esta es la segunda obra del autor modernista que se encuentra fuera de Cataluña, concretamente en León. Se trata de un edificio comercial y residencial encargado en 1981 por la Sociedad textil Fernández y Andrés, el cual estaba vinculado a Eusebi Güell, mecenas del artista. Gaudí se inspiró en el estilo arquitectónico Gótico, llenando la fachada de simbolismos y dándole un aire parecido a un castillo medieval.

¿Te apetece hacer un viaje? Escoge tus envíos con MRW y realízalos cómodamente online desde nuestra página web.

Share Button