06/02/2017

Tipos de nieve que te puedes encontrar en las pistas

MRW Blog

La segunda mitad del mes de enero ha dejado grandes cantidades de nieve en las estaciones de esquí españolas, para gozo de los muchísimos amantes del deporte blanco que hay en nuestro país. Desde el Pirineo catalán hasta Sierra Nevada, las montañas de tiñeron de blanco, poniéndose al gusto y preparándose para la llegada de un gran número de esquiadores con ganas de disfrutar de la mejor nieve del año. Pero, ¿cuál es la nieve de mejor calidad que podemos encontrar en las pistas?

Las estaciones ofrecen numerosos datos sobre sus pistas cada día, para animar a los esquiadores a decantarse por sus encantos. Una de las cuestiones más valoradas es la información de la calidad o tipo de nieve disponible. Lo normal es que las estaciones de esquí usen cinco denominaciones: nieve dura, polvo, polvo-dura, primavera y húmeda.

  • Nieve polvo: La nieve más deseada por los esquiadores y la mejor para aprender a esquiar. Como está recién caída no está apelmazada, lo que permite un buen control de los esquís, seas “novato” o experto. Además, las caídas conllevan menos riesgo de lesión.
  • Nieve dura: La misma palabra lo dice… Es nieve muy asentada que dificulta el frenado de los esquís o el snow, que cogen bastante velocidad en poco tiempo. Sin duda no es la más adecuada para debutantes.
  • Nieve polvo-dura: Dura por debajo y polvo por encima. Las máquinas pisanieves  de las estaciones son las que crean la capa inferior, sobre la que se posa la nieve que cae después de forma natural o artificial. Es muy habitual en las estaciones y su calidad varía en función de lo pisada que esté (cuanto más pisada, más dura).
  • Nieve primavera: La nieve esponjosa que se forma debido a elevadas temperaturas y a los rayos solares, de ahí su nombre. Es de menor calidad que las dos anteriores ya que los esquís se suelen clavar y se forman montículos que dificultan el control. También agota más al esquiador.
  • Nieve húmeda: También conocida como “sopa”, la nieve húmeda se caracteriza por la gran cantidad de agua que tiene en la superficie, lo que la hace muy densa y la apelmaza. Es complicado esquiar con este tipo de nieve, ya que los esquís se quedan clavados en ella.

Si estos días piensas vivir la diversión del esquí confía en MRW, ¡Te llevamos el equipaje hasta pie de pista con Yatelollevo!

Share Button