09/09/2019

3 consejos para alcanzar el bienestar físico y mental a la vuelta de vacaciones

Blog MRW

Para la mayoría, septiembre es sinónimo de final de vacaciones y con ello, terminan los días de largo descanso marcados por la relajación y la desconexión de la rutina y nuestros hábitos más estrictos. Sin embargo, la rutina que adquirimos en vacaciones son placenteros hábitos con fecha de caducidad.

¿Te has saltado la dieta este verano? ¿Prefieres no pensar en los días que has ido al gimnasio? ¿Te has acostumbrado a mirar series hasta altas horas? No te sientas culpable, para esto están las vacaciones.  Además, la historia se repite cada septiembre y, tarde o temprano, el síndrome posvacacional pasa a ser historia. De todos modos, para ayudarte a enderezar el rumbo aquí tienes 3 consejos para alcanzar, cuanto antes, el bienestar físico y mental en la vuelta al trabajo.

Empieza una dieta saludable

Si estas vacaciones has decidido viajar, lo más lógico es que hayas comido muchos días lejos de casa, interrumpiendo tus hábitos alimentarios normales. En función del destino, además, la dieta habitual se puede haber visto alterada con aportaciones de nuevas culturas gastronómicas, que incluyen ingredientes y procesos propios, y siempre hay quien lo asimila mejor que otros. Sin embargo, al llegar a casa siempre puedes empezar una dieta saludable para recibir el otoño, basada en alimentos de temporada, También  es una buena época para recuperar platos de cuchara, proteínas de calidad o de ingerir alimentos más ligeros para la cena. . Aunque la mejor opción es ponerse en manos de un nutricionista que pueda llevar un control de tu dieta y organizar un plan nutricional que se ajuste a tus necesidades y así perder los quilos que has cogido en vacaciones.

Levántate con una rutina de ejercicios matinales

¿Sabéis aquellos 30 minutos de ejercicio que deberíamos hacer cada día? Pues cada vez más personas deciden quitarse de encima esta responsabilidad nada más levantarse. No olvidemos que el deporte  es uno de los pilares fundamentales  para llevar una vida saludable. No se trata de arrancar la jornada  agotados, si no de aprovechar alguna de las ventajas del trabajo físico en ayunas, como la quema de grasas o la liberación de antioxidantes, que ayuda a retrasar el envejecimiento muscular. Hablamos de ejercicios de baja intensidad como el cardio o estiramientos, que pueda recomendarte un entrenador personal o especialista cercano, distribuidos en pequeñas series de ejercicios. Convertirás tu comedor o tu terraza en un pequeño gimnasio hecho a medida y afrontarás los días con la mejor autoestima, redundando en un refuerzo de tu bienestar físico y mental.

Organiza tu agenda del día

Cuida los detalles que marcan tu rutina horaria, como seleccionar un tono de alarma dulce y relajante, para nada crispante.  Ir con prisas al trabajo no es un buen modo de empezar la jornada, en especial durante las primeras semanas, más bien lo contrario,  ya que de este modo, puedes recuperar los niveles de estrés que habías rebajado con el descanso estival rápidamente. Puede que aún no estés concentrado y se te olviden cosas a última hora, sembrando sensación de desorganización. Intenta hacer cada día un seguimiento de lo que necesitas desde que sales de casa hasta tu vuelta. Prueba con las listas de prioridades escritas en el blog de notas de tu móvil. Por ejemplo, coger un paraguas para los días de lluvia o llevar siempre encima una cantimplora de agua para mantenerte hidratado en cualquier momento.

Ahora que conoces estas recomendaciones, aplícalas a tu rutina para conseguir un buen resultado. Y si eres estudiante y este mes inicias nuevas experiencias como un Erasmus u otras becas para ir a formarte lejos de casa debes saber que en MRW hemos pensado que para empezar de la mejor manera tu nueva rutina te proponemos nuestra promoción de envíos para estudiantes que puedes consultar en este enlace.

Share Button