29/10/2019

4 puntos obligatorios para crear tu tienda online con Shopify

Artículo ecommerce Shopify 900x290

Una de las razones que he propiciado el gran auge del comercio electrónico en los últimos años es la relativa facilidad que hay para crear una tienda online. Además, del ahorro de costes por no tener que mantener una tienda física y de no tener la necesidad de almacenar stock de todos los productos dependiendo la estrategia logística con la que se trabaje, la creación de la tienda en sí es un proceso más sencillo de lo que puede parecer. Esta simplicidad en la construcción de la tienes es gracias a diversas plataformas de gestión de contenidos CMS (content management system) que permiten diseñar una tienda con herramientas que proporcionan una experiencia de usuario cómoda e intuitiva, sin necesidad de tener conocimientos en programación web.

Shopify es uno de los programas más usados para crear un eCommerce, pero, aunque el proceso de creación de la tienda sea relativamente sencillo, hay algunos conceptos que deben quedar claros, ya que son imprescindibles para desarrollar un eCommerce con éxito. Por ello, a continuación, te detallamos 4 pasos imprescindibles para crear una tienda online con Shopify.

 1)    Registra tu tienda

Aunque puede resultar obvio, el primer paso imprescindible es registrarse en el sitio web oficial de Shopify y seguir los pasos que se indican. En este punto puedes seleccionar una prueba gratuita de 14 días sin necesidad de introducir tus datos bancarios, funcionalidad muy útil, ya que en este periodo puedes valorar si esta plataforma se ajusta a las necesidades de tu tienda o si prefieres probar otro sistema. En el registro deberás poner un nombre a tu tienda online, pero este no es definitivo, ya que podrás modificarlo más adelante, así que no te preocupes si al realizar el registro aún no sabes exactamente qué nombre usar.

 2)    Configura el método de envío

Cuando ya estés dentro de la plataforma, uno de los pasos más importantes es definir los métodos de envíos que quieres ofrecer a tus clientes. En esta sección debes definir los tiempos de entrega con los que trabajarás y que los clientes deberán seleccionar en la pasarela de pago; si quieres añadir diferentes tipos de envío como, por ejemplo, uno estándar y otro premium y el área geográfica que vas a cubrir, es decir, si realizarás envíos únicamente dentro de España, o la Península, si harás envíos internacionales, etc. Estas opciones deberán ir de acuerdo al convenio que tengas con el partner logístico que mejores soluciones ofrezca para las necesidades de tu comercio. Por lo tanto, elegir el proveedor logístico ideal es un aspecto fundamental para crear tu negocio online.

 3)    Selecciona los métodos de pago

El siguiente paso es seleccionar los métodos de pago que ofrecerás a tus clientes. Aquí es crucial seleccionar métodos sencillos y fiables para que esto no suponga una barrera a la hora de adquirir tus productos. Dentro de las distintas soluciones de pago, te sugerimos incluir Shopify payments, que es la que dará a tus clientes la posibilidad de pagar mediante tarjeta de crédito o débito y Paypal, que es un servicio mundialmente extendido y aceptado para aquellos clientes que no quieran introducir sus datos bancarios en internet. Para incluir Sopify payments deberás incluir los datos fiscales donde quieres que se emitan los pagos y cobros del comercio y la información bancaria de la cuenta donde quieras recibir los ingresos de la tienda. Por lo contrario, Paypal tiene su configuración automatizada.

 4)     Diseña y personaliza tu tienda

Una vez finalizada la configuración previa, llega el momento de diseñar y distribuir la tienda en sí. Es el momento de decidir como presentar y distribuir tus productos en la página. Para ello, Shopify pone a tu disposición tanto plantillas gratuitas como de pago que puedes utilizar para crear tu tienda. Normalmente, las plantillas de pago suelen ser más completas y funcionar mejor y los precios oscilan entre los 140-180€, por lo que es una inversión asumible y recomendada.

De todos modos, te aconsejamos que primero pruebes con una plantilla gratuita y si más adelante crees que se te queda corta, inviertas en una de pago que te ofrezca más funcionalidades.

En estas plantillas es donde reside el potencial tanto de Shopify como del resto de plataformas que ofrecen un servicio similar, ya que puedes modificar tanto la distribución como el contenido de todos los elementos de la página simplemente, arrastrándolos o escribiendo desde el back office.

En este proceso deberás incluir los artículos que quieres poner a la venta y distribuirlos correctamente en categorías, añadir imágenes y descripciones y completar los metadatos para trabajar el SEO de la tienda.

 Aunque esta herramienta ofrece infinidad de oportunidades, sea cual sea tu nicho de mercado deberás poner en práctica los 4 puntos descritos en este artículo. A partir de aquí, tu dedicación y creatividad serán la clave para sacar el máximo provecho a tu tienda online.

Share Button