17/10/2019

Los bosques más frondosos de España donde pasear

900x300

España cuenta con grandes extensiones de terreno boscoso en su geografía. Y por su localización y variedad de climas pueden dar lugar a multitud de espacios naturales distintos, hecho que dota a nuestra geografía de un gran valor ecológico. Además, la llegada del otoño es perfecta para salir a pasear o a correr y mantenerse en forma, ya que las temperaturas suaves permiten practicar deporte en el exterior sin ahogarse de calor y sin pasar un frío excesivo. Hoy los bosques más poblados y tupidos de nuestro territorio perfectos para ir a dar un paseo en estos meses de otoño.

Sequoias del monte (Cantabria)

Considerado Monumento Natural, este bosque de sequoias situado en la población de Cabezón de la sal es un paraíso mágico de árboles interminables. Su abrumadora altitud y su frondosidad impresionan a todos sus visitantes convirtiendo el lugar en un refugio natural. Pueden encontrarse especies muy poco comunes de la región que se plantaron para favorecer su crecimiento en este terreno.

Selva de Irati (Navarra)

Una pequeña selva rojiza poblada en su mayoría por ejemplares de hayas, abetos y multitud de aves distintas. Su variedad de colores conforma un panorama otoñal impresionante, que cambia mágicamente en cada estación del año.

Fageda d’en Jordà (Girona)

Este peculiar bosque tiene como rasgo característico que se asienta en la colada del volcán llamado Croscat. A pesar de ello, cuenta con una gran frondosidad poblada principalmente por hayedos. Su encanto y su geografía lo convierten en un lugar mágico y típico de las regiones rurales de la Cataluña interior.

Fragas de Eume (A Coruña)

En las húmedas regiones de Galicia se encuentra este precioso bosque. Recibe su nombre por el río Eume, que se encuentra en las proximidades. En el año 2012, gran parte del terreno se vio calcinado por un incendio, aunque afortunadamente no llegó a afectar al centro neurálgico. Es un entorno ideal para avistar todo tipo de anfibios, por su humedad y condiciones geológicas propicias a estas especies.

Faedo de Ciñera (León)

 En el interior de este bosque pueden encontrarse una gran multitud de ejemplares de hayas centenarias. Unos árboles que conservan en sus rasgos todas las señales del paso del tiempo y que convierten el lugar en un sitio oscuro y sombrío. La arboleda se encuentra cerca de la población La Pola de Gordón y forma parte de una de las paradas turísticas más emblemáticas.

Bosque de Oma (Vizcaya)

Lo que convierte en especial este bosque es que muchos de los árboles fueron “rediseñados” por el artista Agustín Ibarrola. En su tronco, el autor

pintó varias franjas y dibujos de diferentes colores que se aprecian de un modo distinto en función del ángulo por donde se miren. En las proximidades el bosque también se encuentran las Cuevas de Santimamiñe, una parada habitual tanto para turistas y gente del lugar.

¿Estás pensando en hacer una escapada? Olvídate del equipaje, MRW te lo manda directamente al hotel para que puedas viajar sin equipaje. ¡Contrátalo desde mrw.es!

Share Button