13/06/2019

Aplicación de la Inteligencia Artificial en las empresas logísticas

Inteligencia Artificial MRW Blog

Inteligencia Artificial (IA), Big Data y machine learning, también conocido como aprendizaje automatizado, son tecnologías que se complementan y que están revolucionando las rutinas de trabajo de las empresas debido a la capacidad que aportan en cuanto a anticiparse a los deseos y necesidades de los consumidores.

Simplificando mucho una posible definición, coloquialmente nos referimos a Inteligencia Artificial cuando una máquina realiza acciones que imitan funciones cognitivas humanas, tales como razonar, sentir o solucionar problemas.

Aunque la IA nace en las ciencias informáticas, esta tecnología ha permitido aplicaciones en múltiples ámbitos y procesos industriales como en las finanzas, la medicina y también en la logística. Muchas empresas están optando en los últimos años en adoptar esta tecnología en alguna de sus rutinas de trabajo. De hecho, según el informe publicado por McKinsey & Company, el 47% de los encuestados afirman que en sus empresas se ha incorporado al menos una aptitud de Inteligencia Artificial en sus procesos.

A continuación, se muestran algunas aplicaciones de esta tecnología en el sector logístico y predicciones de futuro que podrían efectuarse con la evolución de la IA y su combinación con otros avances tecnológicos.

Predicción de entregas

La gran cantidad de datos que circulan por la red hacen que los hábitos de consumo de la ciudadanía estén identificados. Con este tipo de información, la Inteligencia Artificial junto al Big Data permite desarrollar algoritmos predictivos que algunas empresas logísticas están utilizando para anticiparse a los pedidos antes de que el cliente los haya realizado. Esta práctica se conoce como logística anticipatoria y aporta una mayor eficiencia en el servicio.

Gracias a esta información, las empresas pueden preparar sus recursos antes de que haya un aumento de la demanda. Esta tecnología aplicada al sector logístico permite que las compañías puedan prever los vehículos necesarios para realizar entregas en fechas concretas, hecho que supone una optimización de los trayectos.

Optimización en la cadena de suministro

Otra aplicación de la IA y, en concreto, de la logística anticipatoria reside en la optimización de la cadena de suministro. El proceso de optimización pasa por la gestión predictiva de los riesgos de la cadena logística para poder anticipar soluciones antes de tener que acarrear con consecuencias negativas. Para ello, esta tecnología ofrece múltiples soluciones que se centran en la instauración de maquinaria inteligente que pueda predecir necesidades logísticas como, por ejemplo, la detección de problemas en las rutas de reparto o cuestiones de mantenimiento como puede ser la sustitución de piezas. De esta forma, se consiguen minimizar los retrasos en la operativa.

Chatbots

Los chatbots son programas informáticos que trabajan con IA y que acostumbran a simular conversaciones con los clientes. Estos softwares se están utilizando en el proceso de digitalización de muchas empresas con el objetivo de mejorar la interacción con sus clientes.

La aplicación más frecuente de estos robots virtuales en las compañías suele ser en el servicio de atención al cliente, ya que al utilizar un bot en esta área se pueden responder preguntas frecuentes y resolver incidencias de forma automatizada, haciendo que las interacciones de los clientes con este servicio sean más eficientes. Además, se puede ofrecer un servicio ininterrumpido, ya que no es necesario tener a ningún trabajador pendiente de su ejecución.

Aunque los chatbots son muy efectivos y suponen una gran eficiencia en los procesos de las empresas, es importante tener en cuenta que los algoritmos que hay detrás de estos programas carecen de criterio humano, hecho que puede desembocar en un mal servicio si no se realiza un seguimiento correcto de sus funciones.

Con vistas al futuro

Aunque la Inteligencia Artificial es una tecnología bastante asentada actualmente, también es un ámbito en el que hay mucho por hacer y nuevas oportunidades para explotar. Concretamente en el sector logístico, en el que MRW es un actor importante, las tendencias apuntan a que la evolución de la IA y sus tecnologías asociadas permitirán instaurar medíos de entrega automatizados que optimicen el servicio, como pueden ser drones o flotas de vehículos autónomos, cuyas rutas estarían programadas gracias a algoritmos que trabajan con Inteligencia Artificial. Sin embargo, además de el avance tecnológico, sería necesaria una nueva ley que regule este tipo de entregas.

Además, el desarrollo de la IA permitirá perfeccionar las prácticas mencionadas anteriormente (predicción, optimización y chatbots) gracias a poder captar una mayor cantidad de datos y a un aprendizaje autónomo cada vez más consolidado.

Para poder beneficiarse de todas las ventajas que la Inteligencia Artificial y el resto de nuevas tecnologías aportan, las empresas deberán estar a la vanguardia de la innovación para poder adoptar y consolidar las nuevas funcionalidades con la máxima eficacia.

Share Button